El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que expulsaría entre 2 a 3 millones de inmigrantes con antecedentes criminales y a unos 4 millones con visas vencidas.

Los datos oficiales demuestran en cambio que un 42.9 por ciento de los casi 11.000 detenidos en los primeros 100 días de su gobierno, no cometió crímenes sino faltas a la ley de inmigración o infracciones o no cometió delito alguno.

El equipo de CLACSO TV fue a México, donde recogió testimonios de especialistas en migración y de afectados por las medidas, para analizar los efectos en las fronteras sur y norte de ese país de las nuevas restricciones migratorias de Estados Unidos.