Después de más de medio siglo de logros en materia de igualdad social, el movimiento afrodescendiente se fortalece en Cuba, contribuyendo con sus demandas al debate político y social acerca de los aspectos en los que aún es necesario avanzar.

Aunque la población negra y mestiza también se benefició de los avances de la Revolución en materia de salud, educación y trabajo y se dictaminó la no discriminación como regla, hay desafíos culturales pendientes y demandas específicas que poco a poco se incorporan en la agenda pública de la Isla.

Agenda Igualdad. Flacso Brasil. Diciembre 2017.